twitter
facebook
marca
home
vida
casa
sobre
Seguros 05/03/2018 | Buenafuente.
Cómo impactará la terrible sequía en el Seguro
El fenómeno golpea a la región productiva más importante del país. Se estiman pérdidas millonarias. Hablamos con Gustavo Mina, Gerente de Seguros Agrícolas de Sancor, para conocer cómo afecta al sector.

Por: Emiliano Cobello

La zona núcleo del país no la está pasando nada bien. La región comprendida por el sur de Santa Fe, el sudeste de Córdoba y el norte de la provincia de Buenos Aires está siendo duramente afectada debido a la terrible sequía que está provocando grandes daños y pérdidas en el campo.
 
Según recientes informes privados reflejan que hay más de 13.000.000 de hectáreas sembradas con soja, maíz y girasol que mantienen una condición de humedad entre regular y mala. Algunos especialistas sostienen que la sequía actual impactará en la cosecha gruesa con una disminución de ingreso en su conjunto de $87.000 millones, es decir unos U$S 4350 millones.

Tal como señala el último informe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA),  de la Bolsa de Rosario, el 80% de la región núcleo "está en condiciones de sequía". Así también da cuenta de los graves efectos de la sequía en la región. "Lluvias que pasan de largo y marcas térmicas por encima de las normales para el mes de febrero dejaron un déficit de agua sin precedentes", agregó.
 
Para conocer cómo afectará este fenómeno al mercado de seguros agrícolas, Buenafuente entrevistó a Gustavo Mina, Gerente de Seguros Agrícolas de Sancor Seguros, empresa líder del ramo.
 
¿Cómo definiría la situación por la que atraviesa el campo por estos días?
La situación en el campo es complicada por el efecto de la sequía tan severa, que afecta de distinta manera según las zonas. En ciertas regiones se nota claramente la influencia de las napas de agua, porque no nos olvidemos que cuando arrancó el período de siembra había algunas zonas –como el Oeste de Buenos Aires, La Pampa o sectores de la provincia de Córdoba- que tenían exceso hídrico. Con lo cual, si bien están pasando por un proceso de sequía no se ve una incidencia tan fuerte o no afectó de manera significativa a los cultivos por la presencia de napas. Pero por otra parte, hay zonas muy complicadas, estamos viendo un deterioro constante de los cultivos y, de hecho, ya se está informando del impacto económico de este fenómeno en cuanto a la pérdida a nivel nacional.
 
¿Cómo afecta esta situación al sector asegurador?
El negocio del seguro agropecuario en la Argentina no está siendo afectado. En este momento está asegurado alrededor del 48% o 50% de la superficie cultivada, que representan cerca 18 millones de hectáreas aseguradas; pero su gran mayoría es por Granizo y Adicionales. Siendo una proporción muy chica lo que se asegura por Multiriesgo agrícola, que contempla precisamente estos eventos extremos, como son la sequía y la inundación.
 
Es por esto que la sequía que se está atravesando no va a incidir en el resultado en el mercado de seguros agropecuarios. Ahora bien, en el medio queda un montón de productores con problemas y que el mercado hoy no los está cubriendo. Este es el gran desafío como país, de ver de qué manera atendemos a los productores en estos años de pérdidas importantes por eventos extremos.
 
¿Y particularmente a la compañía?
Si bien Sancor es la empresa líder en seguros de multirriesgo agrícola, su participación dentro de nuestra cartera es muy baja. Hemos crecido este año pero aún sigue siendo baja. Estas coberturas representan entre el 4,6% y 4,7% de nuestra facturación. Estamos por encima del promedio del país. Frente a esto, estamos teniendo algunos problemas en la zona central del país  pero no así en la provincia de Buenos Aires y la Pampa.
 
Días atrás hubo reuniones con el Gobierno para tratar de encontrar una solución a este problema y fomentar las coberturas multirriesgo ¿Qué nos puede comentar del encuentro?
Fuimos convocados por el ministerio de Agroindustria a la Mesa de Riesgos Agropecuarios donde participamos junto a representantes del ministerio de Finanzas, la Superintendencia de Seguros de la Nación, las cuatros entidades rurales y dos cámaras aseguradoras (AACS y ADIRA).

El objetivo planteado por el ministro es trabajar en conjunto para el desarrollo de programas de seguros, apuntando a sustentabilidad del negocio y aumentar la competitivad del agro argentino. Ahora bien, ante la inquietud de las entidades rurales sobre cuál iba a ser el aporte del Estado, el ministro fue muy contundente y afirmó que el objetivo del Gobierno Nacional es reducir el gasto público para bajar la presión fiscal y subsidiar la prima para el agro va en un camino inverso, por lo tanto, no iba a haber -al menos por ahora- ningún presupuesto para el subsidio.

En este sentido, el ministro nos instó a trabajar en conjunto para desarrollar programas en este contexto y ver de qué manera se puede buscar soluciones alternativas.
 
¿Cuáles son las soluciones que se están proponiendo desde el sector?
Hemos transmitido que al no haber subsidio pueden desarrollarse algunos incentivos para el productor agropecuario para que contrate un seguro. Por ejemplo, reducción de la alícuota del IVA del 21% al 10.5%, que sea contemplado en un 100% el monto que paga el productor en concepto de seguros para el impuesto a la Ganancias, sobre todo a los productores más chicos. También algo muy importante para trabajar es con los préstamos bancarios que suele solicitar el productor agropecuario, pudiendo aplicarse una tasa diferencial para aquellos que contraten un seguro.
 
En esta semana habrá nuevas reuniones. Hasta el momento no se puso fecha pero se estima que será una mesa más chica, técnica, para evaluar las principales cadenas de producción y ver cuáles son las que tienen mayores necesidades de algún programa de seguro y en función de eso empezar a diagramar pruebas pilotos de seguros.
 
¿Las propuestas con las que se está trabajando son solo para agricultura?
Nosotros lo que decimos es que no tenemos que pensar solamente en agricultura, que es importante, pero tenemos que contemplar al sector ganadero –ya sea de carne o leche- y tener en cuenta a las economías regionales que hay muchas y con una gran cantidad de necesidades.
 
Atendiendo a que el mercado de seguros agropecuarios ya se encuentra en cierta manera desarrollado, tal vez haya que hacer foco en los eventos catastróficos con nuevas herramientas de seguros, como podrían ser los seguros paramétricos, los cuales podrían ser la solución para cubrir al sector ganadero. Están dadas las cosas como para que en conjunto podamos encontrar soluciones a este problema climático.
 
¿En el encuentro se evaluó la posibilidad de modificar la Ley de Seguros?
Hubo avances con diversos proyectos, incluso el año pasado se debatió uno del diputado Luis Borsani en la comisión de agricultura de la Cámara de Diputados, pero no prosperó. Lo que hemos transmitido sobre la necesidad de tener una ley de seguros para marcar los límites y las reglas de juego para el futuro, y también lo que hemos planteado es que cualquier programa que se haga sea dentro del marco del seguro. El año pasado hubo un anuncio de una prueba piloto de una cobertura paramétrica pero estaba por fuera del seguro. Por eso, que haya sido convocada la SSN, claramente demuestra que iríamos en eso camino.
 
Esto es una oportunidad para que el país arme programa para cubrir estos eventos severos y como mercado asegurador esto es una oportunidad para poder llegar a ese 50% que hoy no se está cubriendo.
 
 
 

Compartir facebooktwitterlikedin
sobresobre
DEJE SU COMENTARIO
Agregar Comentario
NOMBRE   
Foto
E-MAIL  
TITULO  
COMENTARIO  
CÓDIGO
 
marca
Copyright 2000-2012 Buenafuente.com - All rights reserved - Normas de confidencialidad y privacidad